La dilatación temporal entre los hechos y la denuncia diluye la declaración de la víctima como única prueba, según establece una sentencia del Tribunal Supremo, de 6 de junio de 2016.

La magistrada Ferrer García, afirma que la fuerza incriminatoria del testimonio de la denunciante, como prueba única que es, “se ha diluido para dejar espacio a la duda razonable respecto a los hechos, lo que supone que carece de certidumbre racional bastante como prueba de cargo hábil para desvirtuar la presunción constitucional de inocencia”.

En términos coloquiales:

Las denuncias hay que ponerlas inmediatamente. Una denuncia interpuesta varios días más tarde (a no ser que sea por causa de fuerza mayor) hace que sean menos creíbles y que pierdan mucha fuerza y como dice la jurisprudencia, efectivamente, se diluye la declaración de la víctima.
Vamos, ¡¡¡que le hacen menos caso!!!

Pueden leer aquí dicha sentencia completa del Tribunal Supremo:
Sentencia Tribunal Supremo 6/6/2016-pruebavictima_tiempotranscurrido

Fuente: http://www.eleconomista.es/penal/noticias/