IMPORTANTE PARA SU CONVENIO DE DIVORCIO.

IMPORTANTE PARA SU CONVENIO DE DIVORCIO.

IMPORTANTE PARA SU CONVENIO DE DIVORCIO.

El Tribunal Supremo deja claro que los libros y enseres para la educación de inicio de curso son GASTOS ORDINARIOS y han de cargarse a cuenta de la pensión de alimentos en la proporción que se acuerde.
No son “gastos extraordinarios”. La distinción la clarifica el Tribunal en su Sentencia de fecha de 15 de Octubre de 2014, dictada por la Sala 1ª del Tribunal Supremo. Importante por lo clara.
NO LO OLVIDE AL NEGOCIAR SU CONVENIO.

 

Sentencia-de-fecha-15-de-octubre-de-2014-dictada-por-la-Sala-1.ª-del-Tribunal-Supremo

UNA SENTENCIA MUY FAVORABLE PARA NUESTRO CLIENTE.

UNA SENTENCIA MUY FAVORABLE PARA NUESTRO CLIENTE.

El Juzgado de Primera instancia nº 7 de Vilanova i La Geltrú, ha dictado sentencia estimado íntegramente la demanda de divorcio interpuesta por un ciudadano australiano que desde el año 2013, junto con su ahora ex pareja , también de nacionalidad australiana, habían trasladado su residencia a España, concretamente en Sitges, donde viven con sus dos hijos menores de edad.
Los Juzgados de Vilanova y la Geltrú resultaban competentes para conocer el divorcio entre ambos cónyuges de nacionalidad australiana en aplicación del art. 22.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y del Reglamento 2201/2003 de 27 de noviembre de 2003 relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial.

En dicha sentencia se acuerda el divorcio de los cónyuges, la guarda y custodia compartida de los hijos comunes de ambos litigantes , las relaciones económicas entre los cónyuges, y , como excepcionalidad, la disolución del régimen matrimonial australiano que resultaba vigente entre los cónyuges.

El Juez, ha estimado íntegramente la demanda y en especial no sólo la declaración de la disolución del régimen económico matrimonial, si no su ejecución efectiva con atribuciones firmes de cantidades dinerarias dentro del mismo proceso de divorcio.
El apoyo legal a dicha petición de la parte actora, hoy estimada por el Juez, se halla en que siendo la ley aplicable a la disolución del matrimonio entre ciudadanos australianos , la ley nacional común al matrimonio, que resulta ser la australiana, concretamente la Family Law Act 1975, dicha legislación establece la disolución efectiva del régimen económico matrimonial, como un efecto del divorcio, de tal forma que el Juez que resuelva sobre el divorcio no puede aplazar, a que sea visto en ulterior procedimiento, los efectos económicos del divorcio sobre los bienes del matrimonio cuando las partes estén solicitando el divorcio.

LO REALMENTE IMPORTANTE DE ESTA SENTENCIA ES QUE HEMOS CONSEGUIDO QUE EL JUEZ DE VILANOVA I LA GELTRÚ ENTRARA A DIRIMIR CUESTIONES ECONÓMICAS, USANDO LA LEY AUSTRALIANA, RESPECTO DE BIENES E INMUEBLES EXISTENTES EN AUSTRALIA, TRAS UNA DURA LUCHA POR LA COMPETENCIA CON LOS BUFETES AUSTRALIANOS QUE PREFERÍAN A LOS TRIBUNALES DE SIDNEY.

Un magnífico trabajo del despacho y especialmente de la letrada Montgoi Abelló.